FISCALIDAD
INTERNACIONAL
  • ASESORÍA FISCAL

    Asesoría en el área fiscal internacional adaptada a la casuística de nuestros clientes para su asignaciones internacionales o desplazamientos temporales de profesionales a otro país.

  • INFORME GENÉRICO DE PAÍS / ANÁLISIS Y ESTIMACIÓN FISCAL

    Desarrollo de un informe detallado con las implicaciones fiscales de un país en concreto, así como la estimación fiscal de un profesional, para facilitar su movilización en un futuro. Aplicación del régimen especial de expatriados.

  • 7P, RÉGIMEN DE EXCESOS Y ECUALIZACIÓN FISCAL

    Asesoría sobre la aplicación del 7P o del régimen de excesos, según corresponda. Desarrollo de sistemas de gestión del 7P para empresas y profesionales. Realización del informe con los cálculos necesarios para la aplicación de la ecualización fiscal a un empleado.

¿Tienes alguna duda?

¡NUESTRO EQUIPO DE FISCALISTAS ESTÁ PARA AYUDARTE!

7P EXENCIÓN POR TRABAJOS REALIZADOS EN EL EXTRANJERO

Dentro de la Ley de IRPF nos encontramos una exención regulada dentro del Artículo 7, Apartado P, que reconoce a los contribuyentes una exención fiscal -de hasta 60.100€ anuales- pensada para los trabajadores desplazados temporalmente al extranjero, siempre que su trabajo haya sido en beneficio de una empresa extranjera o un establecimiento permanente en el extranjero.

 

Si estás interesado en analizar si puedes beneficiarte de esta exención fiscal y quieres recibir más información al respecto, no dudes en consultarnos.

LEY BECKHAM PARA TRABAJADORES IMPATRIADOS A ESPAÑA

Las personas físicas que, trabajando por cuenta ajena, se tengan que desplazar a España para residir por un largo periodo de tiempo, pueden optar por tributar conforme a la normativa de los no residentes fiscales durante el primer año natural en que el trabajador permanezca más de 183 días en España (cuando pasaría a ser considerado residente fiscal), más los cinco ejercicios siguientes.

 

Este régimen, también conocido como Ley Beckham, supone la tributación únicamente por las rentas obtenidas en territorio español, es decir, por los rendimientos de trabajo desde su llegada a España y hasta la fecha de comunicación de su salida. Los porcentajes son del 24% para los primeros 600.000€ y del 45% sobre los restantes a partir de dicha cantidad.